Cuenta
Favor esperar un momento.

¿No tiene cuenta? Haga su registro.

×

El viajero austero

Repercusión de los recortes de gastos de las empresas para los hoteles

por Amadeus y The Economist Intelligence Unit

The Economist Intelligence Unit patrocinado por Amadeus realizó el estudio “El viajero austero: repercusión de los recortes de gastos de empresa sobre los hoteles”, para el cual se entrevistaron a 354 ejecutivos de todo el mundo entre noviembre y diciembre de 2008. Todos los ejecutivos encuestados viajan por negocios al menos una vez al trimestre, un 37% se desplaza una vez al mes y un 7% lo hace semanalmente.

Un 44% de los ejecutivos participantes en esta encuesta eran altos directivos/miembros de consejo, mientras que el resto eran ejecutivos senior y otros directivos. Geográficamente, los encuestados se distribuían de la siguiente manera: Norteamérica 29%, Europa 29%, Asia-Pacífico 29% y resto del mundo 13%.

En tiempos de dificultades económicas cabría esperar un aumento en la necesidad de los ejecutivos de ciertas atenciones que les hagan olvidar las tensiones de la vida empresarial. Sin embargo, aquellos hoteles que piensen que la manera de atraer a ejecutivos estresados pasa por aumentar el lujo, van a malgastar su dinero, según se desprende de nuestra encuesta.

En la era del viajero austero los huéspedes de negocios se preocupan poco de que el restaurante del hotel tiene una estrella Michelin o que el gimnasio cuenta con la máquina más moderna, y mucho más de los servicios básicos: buen acceso WiFi, check-in sencillo y una habitación tranquila. Ésta es una época en la que los negocios se realizan dentro de las habitaciones mediante conexiones de acceso remoto en lugar de en lujosos centros de negocios de hoteles. La mayoría de ejecutivos valoran el pragmatismo por encima del confort.

- Publicidad -

No resulta sorprendente que la encuesta haya revelado también que la crisis conlleva a un mayor control sobre los presupuestos destinados a viajes de empresa. La presión no sólo proviene de los directores financieros, sino también de los accionistas, dispuestos a ocuparse de las críticas que afirman que la cultura empresarial había caído en el exceso antes de la crisis.

Muchos ejecutivos opinan que reducirán los viajes en los próximos meses, siendo los ejecutivos de Asia-Pacífico y Norteamérica los que apuntan a mayores recortes en sus planes de viaje. Por el contrario, más de la mitad de los ejecutivos europeos consideran que seguirán viajando lo mismo. Sin embargo, ésta no será la única dificultad a la que tendrá que enfrentarse el sector hotelero. Además de su disminución en número, los viajes de negocios se reducirán en duración y en muchos casos las empresas no recurrirán a vuelos en clase business ni a establecimientos hoteleros de cinco estrellas para sus ejecutivos.

No es de extrañar que los clientes de los hoteles se preocupen más por los precios en el contexto actual, asimismo es más probable que los ejecutivos recurran a cadenas hoteleras de confianza. Disponer de un menor presupuesto destinado a hoteles implica no correr riesgos con lo desconocido: la experiencia de ocio cultural y de lujo se descarta, y parece que gana enteros el alojamiento en cadenas hoteleras con un nivel de servicio uniforme en sus diferentes establecimientos. Esto resulta particularmente cierto en el caso de los encuestados de Norteamérica y Asia-Pacífico.

En línea con los nuevos tiempos, las cadenas económicas cuentan con una buena oportunidad de ampliar su cuota de mercado. No obstante, competir únicamente en precios no será suficiente. A pesar de los tiempos de austeridad, los ejecutivos tienen claro que esperan obtener un nivel mínimo de servicio.



Menos viajes, más baratos y más cortos

La recesión económica puede explicar el entorno más exigente que van a encontrarse los hoteles. Cerca de la mitad (47%) de los ejecutivos encuestados comenta que tiene previsto realizar menos viajes en los próximos 12 meses debido a la crisis económica. Especialmente preocupante para los hoteles es la considerable proporción de ejecutivos (16%) que cree que las tribulaciones económicas supondrán una caída de más del 30% en el número de viajes realizados.

- Publicidad -

Los presupuestos destinados a viajes están sometidos a presión en todo el mundo y las empresas buscan diversas estrategias para mantenerlos bajo control. La estrategia más generalizada es recortar los viajes para reuniones internas —planteamiento adoptado por el 46% de las empresas de los encuestados—. Sin embargo, la caída en la frecuencia con que se realizan los viajes no será la única inquietud para los hoteles. Incluso cuando se realicen viajes, los viajeros de negocios deberán economizar, viajar en clase turista en lugar de business  y alojarse en hoteles de tres estrellas en lugar de cinco. Más de un 28% de los ejecutivos encuestados cree que sus empresas bajarán la categoría hotelera, obviando los establecimientos de cuatro y cinco estrellas.

Los más conscientes del recorte de lujos son los viajeros de negocios asiáticos —el 33% de los ejecutivos de esta región cree que se alojarán en hoteles de inferior categoría—. (Al menos, los hoteles pueden consolarse con que los recortes afectarán más a las líneas aéreas —el 36% de los ejecutivos cree que se iniciará una tendencia inusual a viajar en clase turista en los próximos 12 meses—).

Otra estrategia que las empresas pueden adoptar es la celebración de reuniones de más asistentes centralizadas en sedes regionales, en lugar de enviar a sus empleados a delegaciones provinciales. Esta puede ser una buena noticia para los hoteles de ciudades como Londres, Nueva York y Hong Kong, donde la oferta lucha por mantenerse al nivel de la demanda, aunque supone una mala noticia para todos los demás. En torno a la mitad de los encuestados opina que sus empresas seguirán este modelo.

Entre otras medidas frecuentes para poner freno a los gastos de viaje se incluyen: la necesidad de aprobación de los viajes por un superior (37%), el recorte de los viajes entre el personal junior (33%); y la concesión de autorización exclusivamente para viajes vinculados a la generación de nuevos negocios (24%).

Si existe un aliciente para el sector hotelero, habrá que buscarlo en que son muy pocas las empresas que pretenden imponer una prohibición global a los viajes internacionales.

Si lidiar con menos clientes pero más espartanos no fuese problema suficiente para los hoteles, los ejecutivos encuestados prevén también que los viajes de negocios serán ligeramente más breves. En los últimos 12 meses la estancia media del 11% de los ejecutivos ha sido de una noche. En los próximos 12 meses se prevé un aumento de este porcentaje hasta el 16%.

No es de extrañar que una abrumadora mayoría de las empresas considere la presión dentro de la organización para reducir los costes como el primer motivo para recortar los gastos hoteleros. No obstante, éste no será el único efecto sobre los hoteles. Cada vez se evitan más los viajes caros gracias al uso corporativo de las tecnologías colaborativas, como las videoconferencias, citado por el 41% de los ejecutivos.

El estudio revela claramente que el precio será un factor fundamental para que los hoteles sigan atrayendo a los clientes corporativos. El 45% de los encuestados opina que las tarifas hoteleras serán “totalmente decisivas” en la elección de su hotel el próximo año, mientras otro 36% lo considera un “factor importante” a tener en cuenta. Además, las empresas tratarán de sacar partido de la reducción en el número de clientes a la que se enfrentan los hoteles. La mayoría de los encuestados opina que sus empresas utilizarán la crisis económica para obtener las mejores tarifas hoteleras posibles. Curiosamente, aunque este planteamiento se adoptará de un modo prácticamente uniforme, existen tres excepciones. Es mucho menos probable que quienes viajen a Japón, el Reino Unido y los Estados Unidos lo hagan con tarifas negociadas a la baja que aquellos que se desplacen al resto del mundo.



Actitudes austeras

- Publicidad -

Con menos dinero para gastar en hoteles exclusivos, la mayoría de los viajeros recurrirá a establecimientos conocidos en los que se confía. Un amplio porcentaje (61%) de los ejecutivos cita una cadena digna de confianza, con niveles de servicio uniformes en todos sus establecimientos, como un factor fundamental para ellos durante el próximo año. La cadena es particularmente importante para los ejecutivos de las regiones del Asia-Pacífico y Norteamérica. En Europa occidental (53%) la fidelidad a lo conocido es relativamente menor. Por el contrario, son muy pocos los ejecutivos que optarán por alojarse en un hotel que ofrezca una experiencia cultural del país de destino.

No obstante, los ejecutivos son realistas acerca de lo que esto significa en términos de servicio. Están dispuestos a aceptar menos lujo por un menor precio. El estudio sugiere que los hoteles que refuerzan sus servicios auxiliares de alta gama para obtener ventaja, o que instalan lujosos centros de negocios o salas de reuniones, van a malgastar su dinero —al menos en lo que se refiere a atraer clientes de negocios—.

Los ejecutivos centrarán su atención en si las cadenas hoteleras aciertan con las cosas básicas. Una buena conexión WiFi o un sencillo proceso de reserva son servicios importantes en la elección de un hotel que. Tan sólo un ejecutivo de Europa occidental comenta que una buena gama de servicios auxiliares es decisiva en su elección de hotel, frente al 5% de los ejecutivos de la región de Asia-Pacífico

En cuanto a lo que se entiende por un buen servicio, nuevamente es indispensable acertar con las cosas simples. Un check-in eficiente (68%), flexibilidad para realizar cambios, como cancelaciones de última hora (64%), y una rápida resolución de problemas (59%) se consideran los mejores indicadores de un buen servicio. En comparación, cualquier servicio con trazas de lujo —como los servicios de conserje privado para huéspedes— se estima como un indicador bastante menos relevante. Incluso el hecho de recibir compensaciones por fidelidad a la cadena cae a posiciones bajas de la lista. Sin embargo existen ligeras diferencias regionales. Los ejecutivos de Europa occidental, por ejemplo, quedan más impresionados por un registro de entrada flexible, mientras que los asiáticos son más entusiastas que otros cuando se premia su fidelidad.

Más de la mitad de los encuestados (54%) comenta que valora el pragmatismo sobre el confort, un bajo porcentaje (19%) gusta de realizar viajes de negocios con sus familias y menos de la mitad (43%) se plantea ampliar sus viajes de negocios para incluir tiempo de ocio.

Ajustarse al presupuesto

De todos los actores del sector hotelero, los establecimientos económicos se encuentran particularmente bien posicionados para abordar la crisis como una oportunidad.  De hecho, el 44% de la muestra opina que alojar a los ejecutivos en hoteles económicos es un inteligente paso en el clima actual. En comparación, el 29% considera que es importante para el prestigio de su empresa alojarse en los mejores hoteles. No obstante, puede que los hoteles de alta gama de Londres, Milán o París deban prestar atención a este dato: el número de personas que identifican el prestigio de la empresa con el del hotel en el que se alojan desciende de forma alarmante en Europa occidental hasta sólo un 14%.

Incluso en épocas de crisis, los hoteles económicos necesitan competir en más que en el mero precio para tener éxito. Aunque los ejecutivos buscan activamente alternativas más económicas, tienen claro el nivel mínimo de servicio que esperan de una opción de bajo coste. Lo más importante es la conexión a Internet. Más de tres cuartas partes de los encuestados opinan que la imposibilidad para conectarse en su habitación sería motivo para no alojarse en un hotel económico. Unas buenas redes de transporte, una habitación tranquila y una ubicación céntrica son otros factores considerados indispensables.

Lo que aparentemente no reviste tanta importancia —tanto en hoteles económicos como en los que prestan todos los servicios— es la calidad de las instalaciones de negocios. Únicamente el 24% de los encuestados opina que la ausencia de servicios como un centro de negocios específico sería motivo para no alojarse en un hotel económico. En los hoteles de alta gama este porcentaje resultó, curiosamente, incluso inferior, con un 13%, a pesar de que otro 37% lo cita como un factor de cierta importancia.

El hecho de que existan maneras relativamente rentables para que los hoteles continúen atrayendo a los clientes corporativos en épocas de vacas flacas debe confortar de alguna manera al sector. No obstante, en una época de creciente apremio de tiempo, preocupación por la seguridad y mayor burocracia —en la que la opinión convencional parece en ocasiones indicar que los viajes de negocios se han convertido en algo tedioso— quizá el hallazgo más alentador del estudio sea que los ejecutivos todavía disfrutan de los viajes de negocios y perciben sus ventajas.

La mayoría de los ejecutivos se mostró “de acuerdo” o “totalmente de acuerdo” a la pregunta de si disfrutan de los viajes de negocios. Además, el 70% opina que los recortes previstos en viajes serían frustrantes, bien por no poder reunirse con clientes importantes o potenciales o por la menor capacidad para mantenerse en contacto con el negocio.

Todo ello es un buen augurio para el retorno a unos niveles más normales de viajes corporativos en próximos años. Que las empresas sean capaces de impulsar la elección de alojamientos más modestos es una cuestión totalmente diferente. Puede suceder que el uso con fines profesionales de los hoteles económicos se mantenga dentro de la corriente dominante, tal como sucedió con las aerolíneas de bajo coste tras la última crisis. Quizá la austeridad haya venido para quedarse.


No hay ideas en “El viajero austero”

• Si ya estás registrado, favor ingresar primero al sistema.

Deje su comentario. Su email no será publicado.

En respuesta a Some User
Suscribase Gratis
SUSCRÍBASE AL INFO-BOLETIN
¿REQUIERE UNA COTIZACIÓN PARA UN PROYECTO DE TECNOLOGIA?
Patrocinado por:
ConsorcioTec Logo
ENTREVISTAS DESTACADAS

Bienvenida a Air Conditioning for Hospitals Summit

Sesión 5: Desinfección en ambientes críticos bajo recomendaciones de ASHRAE

Esta charla estará enfocada en las recomendaciones de ASHARAE para la desinfección de ambientes críticos como lo son quirófanos o salas de hospitales, garantizando una ventilación adecuada para reducir el riesgo de infección. Nos enfocaremos en los productos que Carrier ha lanzado al mercado para cubrir esta necesidad inmediata. Ing.William Sanchez - Grupo Clima https://www.acrlatinoamerica.com/20...

Sesión 4: Minimizando las Infecciones Asociadas a la Atención de la Salud (IAAS)

Como se pueden minimizar las Infecciones Asociadas a la Atención de la Salud (IAAS) al proveer el flujo de aire y la presurización adecuada en los ambientes críticos. Roberto Rouanet, Business Developer Building Products - Siemens Colombia https://www.acrlatinoamerica.com/20...

Sesión 3: Hospitales: Salas de Presión Positiva y Negativa

Los centros hospitalarios tienen requerimientos de salas o zonas de presión positiva y negativa con el objetivo de proteger a sus pacientes, trabajadores y usuarios de las áreas de infecciosos (salas de presión negativa) o inmunodeprimidos (salas de presión positiva). Estos espacios aislados por diferencias de presión se consiguen a través de los sistemas de control de los equipos de climatización de las instalaciones. Estas salas de presión Negativa o Positiva son una parte imprescindible en centros médicos y de investigación, ya que ayudan a mantener las condiciones sanitarias necesarias para un ambiente limpio. Jose Jesús Arboledas Herranz, Responsable de proyectos especiales - KEYTER https://www.acrlatinoamerica.com/20...

Sesión 1: Panel - Buenas prácticas, normativas y errores en climatización para hospitales

Buenas prácticas, normativas y errores más comunes en los proyectos de climatización para hospitales Analizar cuáles son los temas en los que los ingenieros y técnicos deben capacitarse profundamente para desarrollar proyectos en esta clase de verticales que demandan instalaciones funcionales al 100% Roberto D'Anetra, Gerente - Climatiza Rómulo Laureano, Commercial Sales Manager - RGF-BIOCONTROLS Jose Jesús Arboledas Herranz, Responsable de proyectos especiales - KEYTER Roberto Rouanet, Business Developer Building Products - Siemens Colombia https://www.acrlatinoamerica.com/20...
Load more...
PATROCINADORES










ULTIMO BOLETIN
Ultimo Info-Boletin